Menú Principal

Subsidio de Cesantía Derecho al Beneficio (Cumplimiento de Requisitos, Incompatibilidades) Fecha de inicio. Interrupción. Otras.

Descripción

El subsidio de cesantía es una suma de dinero que se otorga al trabajador que ha perdido su empleo por causas ajenas a su voluntad, y se paga por cada día que permanezca cesante con un tope máximo de 360 días. Pueden solicitarlo los trabajadores dependientes de los sectores público y privado, con excepción en este último caso, de aquellos afectos al Régimen de Seguro de Desempleo que regula la Ley N° 19.728, vale decir, de los que inicien o reinicien actividades laborales con posterioridad al 1° de octubre de 2002, fecha de entrada en vigencia de esa ley, salvo los siguientes que, por tanto, pueden también solicitar el subsidio de cesantía:

– Trabajadores de casa particular.
– Los sujetos a contratos de aprendizaje
– Los menores de 18 años y hasta que cumplan la edad.
– Los pensionados por invalidez total.
– Los trabajadores independientes que al 1º de agosto de 1974 tenían derecho a esta prestación.

¿Qué Requisitos se Deben Cumplir?:

1. Estar cesante, entendiéndose que lo están los trabajadores dependientes que con posterioridad al 1° de agosto de 1974 fueren despedidos por causas ajenas a su voluntad o que no le fueren imputables. Respecto de los trabajadores independientes, se entenderá que lo están cuando reunieren las condiciones establecidas en las disposiciones legales o reglamentarias que les eran aplicables a la citada fecha.

2. Tener, a lo menos, 52 semanas ó 12 meses continuos o discontinuos, de imposiciones en cualquier régimen previsional afecto al sistema, dentro de los dos años anteriores a la fecha de la cesantía;

3. Estar inscritos en los Registros de Cesantía que deberá llevar cada institución previsional y cada Municipalidad con el fin de asignarles trabajos de asistencia en beneficio de la comunidad;

4. No estar afectos al citado Régimen del Seguro de Desempleo.

¿Ante qué institución se solicita y se cobra?

Trabajadores del sector privado, el Instituto de Seguridad Laboral (ISL) en la Caja de Compensación de Asignación Familiar a la que se encuentre afiliado el ex empleador.

Trabajadores del sector público ante el mismo ex empleador.

¿Desde cuando se Paga?

Desde la fecha de presentación de la solicitud (siempre que se reúnan los requisitos para ello), por lo que es de suma importancia acudir a solicitarlo en cuanto se queda cesante, y exigir al funcionario que lo atienda que estampe la fecha de presentación en la solicitud, incluso en el caso que se la devuelva para cumplir con otros requisitos o acompañar antecedentes, pues en definitiva, siempre será la fecha de presentación la que fijará la fecha a contar de la cual procederá el pago, sin importar que el solicitante haya quedado cesante con anterioridad. Lo anterior, permite concluir que si bien no existe plazo para solicitar el beneficio, tal petición debe efectuarse dentro del término máximo de duración de éste, y antes de perder la condición de cesante, pues no existe derecho al beneficio por el período de tiempo que medie entre el término del contrato y la fecha de presentación de la solicitud que lo invoca. Si la persona obtiene el beneficio y luego encuentra trabajo, se interrumpe el beneficio.

¿Como se otorga?

Por períodos de 90 días, renovables, si se acredita que persiste en su condición de cesante, hasta totalizar el máximo de 360 días.
Su monto mensual es decreciente en el tiempo y según los valores actualmente vigentes asciende a:

¿Cuál es el monto del subsidio?

Los primeros 90 días, $ 17.338, por mes.
Entre los 91 y los 180 días, $ 11.500, por mes y
Entre los 181 y los 360 días, $ 8.669, por mes.

Motivo del Reclamo

Disconformidad del afectado, respecto de una resolución o actuación que diga relación el tratamiento del subsidio de cesantías.

Quienes Pueden Apelar

El interesado o cualquier persona en su nombre o representación (poder simple).”

Documentos necesarios para apelar

– Fotocopia de RUT del recurrente afectado
– Cédula Nacional de Identidad
– Presentación escrita y fundada
– Copia de la resolución impugnada

Qué se puede obtener al apelar

El reconocimiento del derecho al beneficio, ajustes en la fecha de inicio etc.

Plazos

No existe un plazo para efectuar la apelación ante la Superintendencia de Seguridad Social

La respuesta de la apelación se emitirá en un tiempo promedio de 30 días, salvo que la complejidad de la situación reclamada requiera de una investigación más exhaustiva ante otras entidades.

Notificación de la Resolución

Todas las resoluciones emanadas de la Superintendencia son notificadas:
– a las Instituciones emisoras de la resolución reclamada,
– al interesado, y
– a cualquier persona natural o jurídica que ha efectuado gestión útil en favor del reclamante.

Qué hacer en caso de desacuerdo con la resolución

Los usuarios podrán solicitar una reconsideración ante el Sr. Superintendente de Seguridad Social, para cuyo efecto deberán aportar nuevos antecedentes necesarios que permitan desvirtuar el dictamen de la Superintendencia.