Menú Principal

Descripción

Las prestaciones económicas establecidas en la Ley 16.744 tiene por objeto reemplazar las rentas de actividad del accidentado o enfermo profesional, por consiguiente, debe existir continuidad de ingresos entre remuneraciones y subsidio o pensión , o entre subsidio y pensión.

El derecho a estas prestaciones se adquiere en virtud de la correspondiente declaración de incapacidad, la que puede ser temporal o permanente y da origen a diversas prestaciones según se trata el caso.

Incapacidad temporal es aquella provocada por un accidente del trabajo o enfermedad profesional de naturaleza o efectos transitorios que permiten la recuperación del trabajador y su reintegro a sus labores habituales. Este tipo de incapacidad da origen al Subsidio por Incapacidad Laboral, que tiene por objeto reemplazar sus remuneraciones en actividad.

Este subsidio se paga durante todo el período de tratamiento, incluso por los días feriados, desde el día en que ocurrió el accidente del trabajo o se comprobó la enfermedad profesional, hasta la curación o declaración de invalidez.

La base de cálculo del Subsidio por incapacidad temporal Ley 16.744, es una cantidad equivalente al promedio de la remuneración mensual neta, del subsidio o de ambas, que se hayan devengado en los tres meses calendario más próximos al mes en que se inicia la licencia. En el caso que el trabajador no registre cotizaciones suficientes para enterar los meses a promedia, deberá considerarse la remuneración mensual neta pactada en el contrato, las veces que sea necesario.

Incapacidad permanente es aquella que produce al trabajador una incapacidad presumiblemente permanente de naturaleza irreversible, aún cuando le deje una capacidad residual de trabajo que le permita continuar en activad y que da origen a indemnización o pensión de invalidez.

Si después de recibir las atenciones médicas y de rehabilitación el trabajador queda con una incapacidad permanente, deberá determinarse por la COMPIN o Mutual según corresponda, el porcentaje de pérdida de capacidad de ganancia.

Si esta incapacidad permanente es inferior al 15%, el trabajador sólo tiene derecho al subsidio por incapacidad laboral, pero si es igual o superior al 15% e inferior al 40%, tiene derecho a una indemnización en dinero que se paga por una sola vez y fluctúa entre 1,5 y 15 veces el sueldo base (promedio de los últimos seis meses anteriores al accidente, sin incluir subsidios).

Si a consecuencia del accidente o enfermedad profesional el trabajador quedó con una incapacidad permanente parcial igual o superior al 40% e inferior al 70%, tiene derecho a una pensión igual al 35% de su sueldo base mensual aumentada en un 5% por cada hijo causante de asignación familiar, sobre dos, sin que sobrepase el 50% del sueldo base del afectado.

Por otra parte, si la incapacidad permanente es igual o superior a un 70%, el trabajador tiene derecho a una pensión equivalente al 70% de su sueldo base, aumentada en un 5% por cada hijo causante de asignación familiar, sobre dos, sin que exceda del 100% de su sueldo base.

De las resoluciones adoptadas por la COMPIN o la Mutualidad correspondiente, que conceden estos beneficios y su posterior liquidación, serán apelables ante esta Superintendencia, la que resolverá con competencia exclusiva.

Motivo del Reclamo

El motivo del reclamo es la disconformidad del afectado, en al cálculo del beneficio que le ha sido pagado por el Organismo administrador del seguro de la Ley 16.744

Quienes Pueden Reclamar

Pueden reclamar los trabajadores o sus derechohabientes.

Documentos Necesarios Para Realizar el Reclamo

• Fotocopia de RUT del recurrente afectado
• Escrito de apelación o reclamo (con datos identificatorios del reclamante, incluido teléfonos de red fija o celular)
• Copia de resolución que se impugna
• Antecedentes que fundamenten su reclamo (copia contrato de trabajo, liquidaciones de sueldo, comprobantes de pago subsidios, entre otros)

Qué se Puede Obtener al Reclamar

Un dictamen que acoge o rechaza la reclamación del recurrente En el evento que el dictamen sea favorable para el reclamante el organismo administrador deberá reliquidar el beneficio conforme a los términos instruidos por la Superintendencia.

Plazos

No hay plazo para presentar este tipo de reclamo ante la Superintendencia, (el límite lo constituye la caducidad del plazo para hacer efectivo el pago del correspondiente beneficio).

La respuesta de la apelación se emitirá en un tiempo promedio de 30 días, una vez recopilados todos los antecedentes necesarios para su resolución, salvo que la complejidad de la situación reclamada requiera de una investigación en otras entidades.

Notificación de la Resolución

Todas las resoluciones emanadas de la Superintendencia son notificadas:
– a las Instituciones emisoras de la resolución reclamada,
– al interesado, y
– a cualquier persona natural o jurídica que ha efectuado gestión útil en favor del reclamante.

Qué Hacer en Caso de Desacuerdo con la Resolución

Los usuarios podrán interponer un recurso de reconsideración ante el Sr. Superintendente de Seguridad Social, para cuyo efecto deberán aportar los antecedentes necesarios que permitan desvirtuar el dictamen de la Superintendencia, siempre y cuando no sean aquéllos aportados con anterioridad

 
Nota: Se debe adjuntar toda la documentación durante los 10 días hábiles posteriores a la iniciación del trámite por internet.
Si no se han recibido en su totalidad, la iniciación se considerará nula, debiendo iniciar una nueva apelación.