Menú Principal

ORD. N° 2278611-06-2004
MATERIA: REEMBOLSO – GASTOS MÉDICOS – SEGURO COLECTIVO – CARGAS FAMILIARES ACREDITADAS
FUENTES :  Leyes N°s 11.764, artículo 134; 16.395, artículo 24; D.S. N° 115, de 1997, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social.

Ha recurrido a esta Superintendencia la viuda de un trabajador, reclamando en contra de la Comisión Administrativa del Servicio de Bienestar de ese Servicio de Salud, por haberle rechazado la ayuda por fallecimiento a que considera que tiene derecho como cónyuge sobreviviente del citado afiliado.

Acompaña copia del Memorandum N°111, de 22 de abril de 2003, de la Asistente Social Jefe del citado Servicio de Bienestar, mediante el cual le comunica que la Comisión Administrativa, en su reunión de abril de 2003 rechazó su petición de obtener esta ayuda, fundado en que ” el beneficio de fallecimiento es un beneficio facultativo, no reglamentario, por lo cual la Comisión Administrativa del Bienestar lo rechaza por considerar que el Imponente no ha incurrido en gasto, ya que no existe documentación a su nombre que lo respalde, por lo cual no es posible su cancelación”.

Sobre el particular, esta Superintendencia manifiesta que el artículo 9° del reglamento particular del Servicio de Bienestar de esa entidad, establece que “Este Servicio de Bienestar, otorgará las siguientes ayudas, por las causales y de acuerdo a las modalidades que a continuación se indican: c) Fallecimient Se concederá una ayuda por el fallecimiento del afiliado, de su cónyuge y de sus cargas familiares reconocidas…..”

“En caso de fallecimiento del afiliado, esta ayuda se otorgará en el siguiente orden de precedencia:

1. A la persona designada expresamente para tales efectos por el afiliado;

2. Al cónyuge sobreviviente

3. A los hijos legítimos

4. A los hijos naturales

5. A los padres legítimos

6. A la persona que acredite haber efectuado los gastos del funeral.

“El Consejo Administrativo, de acuerdo a las disponibilidades presupuestarias, podrá autorizar este beneficio por fallecimiento del padre o madre del afiliado, siempre que compruebe que él realizó los gastos de sepultación”.

Por otra parte, el artículo 22 del mismo reglamento particular, establece que corresponde al Consejo Administrativo determinar los procedimientos o documentos que los afiliados deberán presentar para la obtención de cualquier beneficio establecido en este Reglamento”.

Al respecto, cabe señalar, en primer término, que conforme a lo establecido en los artículos 8° y 9° del citado reglamento, corresponde otorgar el beneficio en estudio, a quien lo solicita y cumple con los requisitos para obtenerlo, siempre que las disponibilidades presupuestarias de ese Servicio de Bienestar lo permitan.

El Consejo Administrativo debe fijar el monto anual del beneficio y los procedimientos o antecedentes necesarios para acreditar el cumplimiento de los requisitos.

En el caso de la ayuda por fallecimiento existe una lista de preferencia para su obtención y en, primer lugar, cabe determinar si el afiliado, designó expresamente a un beneficiario distinto de su cónyuge, lo que debe constar por escrito, debiendo el Jefe del Servicio revisar la documentación en su poder, por si ante él se hubiere hecho alguna declaración en tal sentido.

De no existir una designación especial, el segundo orden es el de la cónyuge sobreviviente, sin que sea requisito para que ella obtenga la ayuda que acredite haber solventado los gastos de sepultación o de última enfermedad. En efecto, ese requisito está establecido para el 6° orden, cuando a falta de todos los demás llamados, no existieren en cuyo caso un tercero cualquiera puede pedir la ayuda, bastando para ello que acredite el gasto incurrido.

En consecuencia y por lo expuesto, procede que ese Servicio de Bienestar revise la situación de su afiliado y de no existir o presentarse alguna persona portando una designación específica para obtener la ayuda por fallecimiento, deberá otorgar la ayuda a la cónyuge sobreviviente quien ocupa el segundo orden de preferencia respecto de este beneficio.