Menú Principal

ORD. N° 1929829-04-2005
MATERIA: REEMBOLSO – GASTOS MÉDICOS – SEGURO COLECTIVO – CARGAS FAMILIARES ACREDITADAS
FUENTES :  Ley N° 11.764, artículo 134; Ley N° 16.395, artículo 24 y D.S. N° 28, de 1994, y D.S. N° 41, de 1997, ambos del Ministerio del Trabajo y Previsión Social.
CONCORDANCIAS: Ord. N°32.008, de 2002, de esta Superintendencia.

Ud. se dirigió a esta Superintendencia, exponiendo que en su calidad de funcionaria de la Dirección del Trabajo, es beneficiaria del seguro colectivo contratado por el Servicio de Bienestar de dicha entidad desde el año 2000 y en tal condición, ha obtenido reembolsos por gastos médicos, incluido su hijo como beneficiario.

Sin embargo, expresa que a contar de noviembre del año 2002 dejaron de reembolsar los gastos respecto de su hijo (que tiene una enfermedad catastrófica y es carga legal de su padre).

Al consultar, se le informó que su hijo había sido eliminado del seguro de acuerdo a instrucciones de esta Superintendencia.

Requerido al efecto, el Servicio de Bienestar de la Dirección del Trabajo remitió informe de su Contraloría Interna, mediante el cual informa que procedió a excluir de entre los beneficiarios del seguro a aquellos familiares de los afiliados que no tuvieran la calidad de carga familiar, con el fin de apegarse a la reglamentación aplicable y a las instrucciones de esta Superintendencia.

Sobre el particular, esta Superintendencia cumple con manifestar que aprueba lo informado por el Servicio de Bienestar de la Dirección del Trabajo, toda vez que ajustó su actuar a las instrucciones que se le impartieran mediante el ordinario de concordancia.

En efecto, el citado ordinario concluye que el Servicio de Bienestar de la Dirección del Trabajo celebró el contrato con la compañía de seguros con el objeto de otorgar beneficios a los beneficiarios indicados en el artículo 1° de su reglamento particular (aprobado por el D.S. N° 41, citado en fuentes), esto es, a los afiliados y sus cargas familiares.

Por lo anterior, el incorporar a familiares que no tuvieran la calidad de carga familiar entre los beneficiarios del seguro, excede los márgenes de cobertura del Servicio de Bienestar y hace necesaria su supresión de las respectivas pólizas.