Menú Principal

ORD. N° 1614213-08-1998
MATERIA: MIEMBROS CONSEJO – REPRESENTANTES AFILIADOS – CAUCION
CONCORDANCIAS: Of. Ord. Nº 4969/91 y Circ. Nºs. 1179 y 1205, de 1990 y 1991 respectivamente, todos de esta Superintendencia.

El Presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios, se dirigió a esta Superintendencia consultando sobre la procedencia de exigir caución al representante de los afiliados ante el Consejo Administrativo del Servicio de Bienestar de Gendarmería de Chile, designado por esa asociación de funcionarios.

Expresa que considera errada la posibilidad de tal obligación, por cuanto dicho representante no manejaría ningún fondo del citado Servicio de Bienestar.

Sobre el particular, esta Superintendencia cumple con manifestar que conforme al inciso segundo del artículo 34 del Reglamento General (aprobado por el decreto supremo Nº 28, de 1994, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social) “Los funcionarios de la institución a quienes en razón del cargo que desempeñen, les corresponda dirigir o tener a su cargo la administración del Servicio de Bienestar, estarán obligados a rendir caución, la que se regirá por las modalidades de la Ley Nº 10.336.”.

Análoga norma a la transcrita contenía el inciso segundo del artículo 7 del D.S. Nº 722, de 1955, del ex Ministerio de Salud Pública y Previsión Social, antigua normativa general aplicable a los Servicios de Bienestar del sector público, en virtud de la cual se ha resuelto, a través del oficio citado en concordancia, que tanto los miembros designados como los elegidos que integran los consejos o cuerpos colegiados de los Servicios de Bienestar desempeñan labores de dirección y administración de la respectiva oficina y, cumplen, igualmente, una función de carácter público, por lo que respecto de ambos concurren los supuestos indicados en el aludido artículo para hacerles aplicable la obligación de rendir caución en los términos señalados por la norma.

En consecuencia, se puede concluir que conforme a la normativa actualmente vigente también ha de entenderse que todos los miembros del Consejo Administrativo del Servicio de Bienestar se encuentran sujetos a la obligación contenida en el artículo 34 del Reglamento General sin importar si se trata de miembros elegidos o designados, como en la especie.

Con el objeto de aclarar el sentido de la disposición de la especie, se adjuntan fotocopias de Circulares Nºs. 1179 y 1205, de 1990 y 1991 respectivamente, que ha de entenderse igualmente aplicables al artículo 34 del Reglamento General.