Menú Principal
9 de Marzo de 2017

La Presidenta Bachelet participó en el acto de conmemoración del Día Internacional de la Mujer

La Mandataria aseguró que es necesario “cambiar esta realidad, terminar con la sobrecarga, la discriminación, los estereotipos, la injusticia, y tenemos que hacerlo rápido. No tenemos setenta ni ochenta años para detener la violencia en el hogar o en la pareja, para terminar con el acoso en la calle o en el trabajo, para equiparar salarios”.

Hasta la Plaza Cívica de La Pintana, llegó esta mañana la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, para encabezar el acto de celebración oficial del Día Internacional de la Mujer, en el que participaron cerca de 2.000 representantes de organizaciones de mujeres, organismos internacionales, autoridades de Gobierno, parlamentarias y beneficiarias de programas del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género.

aim_3965_1

Durante la actividad, se entregó un reconocimiento a mujeres que participaron del combate a los recientes incendios forestales como bomberas, brigadistas y operadoras de CONAF, enfermeras, entre otras.

“Estoy feliz porque estos días me he encontrado con mujeres en distintos espacios. Ayer estuve con mujeres que son líderes internacionales; después, con mujeres emprendedoras, que ponen el hombro todos los días para sacar adelante sus negocios, sus ideas, sus proyectos. Y ahora las veo a ustedes, como siempre, llenas de ánimo, de alegría”, señaló la máxima autoridad al inicio de sus palabras.

Asimismo, indicó que “hasta hace muy poco, la historia de las mujeres estuvo repleta de deberes y tuvo bien pocos derechos” y que “a pesar de los avances sabemos que queda bastante trecho antes de poder decir que hemos llegado a la plena equidad”. En esta línea, hizo un llamado a “cambiar esta realidad, terminar con la sobrecarga, la discriminación, los estereotipos, la injusticia, y tenemos que hacerlo rápido ¡porque no podemos esperar otros 70 u 80 años para que las cosas empiecen a ser más equitativas, pues!”.

aim_4050_1

La Presidenta Bachelet puso énfasis en que “no tenemos setenta ni ochenta años para detener la violencia en el hogar o en la pareja, para terminar con el acoso en la calle o en el trabajo, para equiparar salarios, para poder trabajar y conciliar ese trabajo con la vida en el hogar sin estar siempre agotadas, para que nuestra voz esté representada en el Congreso o para que podamos ser nosotras quienes decidimos sobre nuestro cuerpo y nuestra planificación familiar. No tenemos esa paciencia, y no es ético que se nos pida tenerla. Tenemos que apurar el tranco ahora”.

Respecto a los desafíos pendientes, la Gobernante hizo hincapié en la necesidad de acabar con la violencia: “El año pasado 34 mujeres murieron a manos de sus parejas o exparejas y en lo que va del año, ya han muerto 6 mujeres y hemos visto 19 femicidios frustrados. Eso es inaceptable. Es una realidad que todas conocemos, sea directa o indirectamente, todas conocemos historias de violencia que deben terminar ya”.

aim_3646_1

Sobre este punto, afirmó que “estamos poniendo todo nuestro esfuerzo en detenerla cuanto antes y estamos desplegando una serie de acciones para que las mujeres tengan donde llegar con sus hijos en caso de que estén en peligro. Para que tengan asesoría legal y profesional, para acompañarlas en las denuncias y en la justicia, para endurecer las penas, para que se castigue también la violencia en el pololeo y para garantizar su integridad y su tranquilidad”.

La Mandataria detalló que para ello se ha aumentado la cantidad de Casas de Acogida y Centros de la Mujer, además de desarrollar distintos programas para facilitar su ingreso al trabajo y desarrollar sus propios negocios, como el Más Capaz, las Escuelas de Emprendimiento, Capital Abeja, Crece Mujer Emprendedora de Banco Estado, entre otros. Además, para promover los ascensos y que las mujeres lleguen a mejores puestos, desde el Estado han dando el ejemplo aumentando de 5 a 40% la cantidad de mujeres en directorios de empresas públicas.

aim_4305_1

Finalmente, la Jefa de Estado recalcó que “es hora de que nuestras hijas y nuestras nietas sepan que no habrá barreras para su desarrollo sólo por haber nacido mujeres. Y es hora de hacer la pega juntas para que todo eso pueda ocurrir pronto y podamos ser testigos de ese nuevo Chile incluso las que no somos tan jóvenes. Por eso nos juntamos, por eso nos damos ánimo, por eso conmemoramos este día de la mujer. Para que, dentro de pocos años, los cambios que hoy necesitamos y estamos echando a andar sean una realidad y sean una batalla ganada”.