Menú Principal
26 de Febrero de 2015

I.- PROTECCIÓN DEL TRABAJADOR EN SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO

1. ¿Cuál es el marco regulatorio en materia de protección en seguridad y salud (SST) para el trabajador?

Las normas sobre protección al trabajador en materia de SST están contenidas en:

a. La Ley 16.744 sobre Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales y sus decretos auxiliares,

b. El Código del Trabajo (artículos 184 y siguientes),

c. El Código Sanitario Libro III: “De la Higiene y Seguridad del Ambiente y de los Lugares de Trabajo” y

d. Otros textos legales, particulares, dado que algunas entidades empleadoras están sometidas a legislación y fiscalización especiales en razón de su actividad, tal es el caso, por ejemplo, de las empresas mineras extractivas cuya fiscalización en materia de seguridad corresponde al Servicio Nacional de Geología y Minería, las agrícolas que en algunos aspectos están fiscalizadas por el SAG, entre otros.

2. ¿Qué se entiende por prevención de riesgos laborales?

El conjunto de actividades, o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la organización con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo. Sin perder de vista que el fin último de la Prevención de Riesgos es evitar los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales.

Algunos principios orientadores para planificar la gestión de la prevención de los riesgos laborales, son:

a. Evitar los riesgos laborales

b. Evaluar los riesgos que no se pueden evitar

c. Combatir los riesgos en su origen

d. Adaptar el trabajo a la persona, en particular, en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo (ergonomía)

e. Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro

f. Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva frente a la individual

3. ¿Cuál es el rol de los empleadores en materia de prevención de riesgos laborales?

La principal obligación en materia de prevención corresponde a la entidad empleadora, la que deberá tomar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores, manteniendo condiciones adecuadas de higiene y seguridad en las faenas y proporcionando gratuitamente los implementos necesarios para prevenir accidentes y enfermedades profesionales.

Asimismo, el empleador debe contar con los instrumentos de prevención que establece la Ley N° 16.744 y realizar las acciones de prevención que le indique el Departamento de Prevención de Riesgos Laborales, el comité paritario, así como las prescritas por el organismo administrador y instruidas por los fiscalizadores (Inspecciones del Trabajo y Seremi de Salud, entre otros), realizando acciones de difusión, capacitación y las inversiones que correspondan; debiendo informar oportuna y convenientemente a todos sus trabajadores acerca de los riesgos asociados al desempeño de su actividad, las medidas preventivas y los métodos de trabajo correctos.

4. ¿Cuál es el rol de los trabajadores en materia de prevención de riesgos laborales?

Los trabajadores deben cumplir las normas y procedimientos de trabajo seguro establecidos por la empresa, particularmente los que contiene el Reglamento interno de higiene y seguridad, así como el Comité Paritario de Higiene y Seguridad, y utilizar y cuidar los elementos de protección personal e instrumentos de prevención a su cargo. Asimismo, deben participar activamente en dichos Comités, cuando existan donde se desempeñan, transformándose en agentes de cambio para apoyar que al interior de la empresa se logre instaurar una cultura de la prevención, difundiendo entre los trabajadores los derechos y obligaciones que impone la ley y representando a los trabajadores ante los organismos administradores.

5. ¿Cuál es la consecuencia de no hacer prevención de riesgos laborales?

El riesgo profesional guarda una estrecha relación con los diversos factores que inciden en las actividades productivas, como son el tipo de producción, el mercado de trabajo, la formación del trabajador, las tecnologías, el marco legal, la cultura, las medidas de prevención disponibles, entre otras.

Dado que los riesgos laborales tienen una relación de causalidad con los factores mencionados, se deduce que existe la posibilidad de evitar los accidentes y enfermedades o cuando menos de reducir su ocurrencia.

Los accidentes y enfermedades profesionales causan enorme daño para los trabajadores, y pérdidas para los empleadores, administradores y la economía general del país y la sociedad. Esta concepción del riesgo profesional, que atiende tanto a su carácter evitable a través de la prevención, como a la necesidad de reparar sus consecuencias cuando se produce el siniestro laboral, es lo que fundamenta, la necesidad de las sociedades de contar con sistemas de protección social.