Menú Principal

Son corporaciones de derecho privado, sin fines de lucro. Su objetivo, es administrar, respecto de sus afiliados, prestaciones de seguridad social.

Pueden afiliarse a una Caja de Compensación, colectivamente, las entidades empleadoras con sus trabajadores e, individualmente, los pensionados.

Las Cajas de Compensación de Asignación Familiar (CCAF) administran dos tipos de prestaciones de seguridad social: las Prestaciones Legales y las Prestaciones de Bienestar Social.

VER WEBS

                     Caja Los Andes Caja Gabriela Mistral

Caja La araucana       Caja 18 Caja Los Heroes

Prestaciones Legales

En el caso de las prestaciones legales, el Estado traspasa recursos, delegando la administración de una parte de los fondos de seguridad social en las Cajas de Compensación.

En virtud de lo anterior, las Cajas tienen la responsabilidad de pagar a los trabajadores los siguientes beneficios: Asignación Familiar, Subsidio por Incapacidad Laboral, es decir Licencias Médicas, y el pago del pre y postnatal, además de licencias por enfermedad grave de niño menor de un año y el Subsidio de Cesantía.

Prestaciones de Bienestar Social y Adicionales

Las Cajas también entregan a sus afiliados, beneficios adicionales de carácter social y familiar, como préstamos en dinero, hasta por un plazo de 84 meses, definidos como Crédito Social, y Prestaciones Adicionales, tales como bonos por fallecimiento, matrimonio, nacimiento, o por escolaridad.

También permite la posibilidad de acceder a Becas de estudio, convenios médicos y el uso de centros vacacionales o recreacionales.

En el caso de los trabajadores del sector público y de los pensionados afiliados a Cajas, ellos sólo tienen derecho a estas prestaciones de Bienestar Social.

Prestaciones Complementarias

Dentro del régimen de Cajas de Compensación, también existen las denominadas Prestaciones Complementarias.

Estas incluyen la administración de fondos proporcionados por el empleador, por los trabajadores, o por ambos en conjunto, para otorgar beneficios no contemplados en los regímenes que administran.

En el caso de los pensionados, las Cajas pueden suscribir convenios con asociaciones de pensionados u otras entidades relacionadas con éstos, para el otorgamiento de prestaciones complementarias.

¿Cómo afiliarse a una Caja de Compensación?

Para que una empresa o institución, pública o privada, pueda afiliarse a una Caja de Compensación, se requiere siempre la voluntad del empleador y del acuerdo de los trabajadores.

Este acuerdo debe obtenerse en una asamblea especialmente convocada para tal efecto. En ella el empleador propone una Caja. Para ser aprobada la propuesta, requiere del voto de la mayoría absoluta de los trabajadores o funcionarios.

En la Asamblea debe estar presente un Ministro de FE. En el caso de las empresas o instituciones que tengan 25 ó más trabajadores, esta autoridad debe ser un inspector del trabajo, un notario público o un funcionario de la administración civil del Estado designado por la Dirección del Trabajo.

En las entidades empleadoras que tengan menos de 25 trabajadores, podrá actuar como ministro de fe el empleador o su representante.

La única finalidad de la asamblea, es manifestar la voluntad de los trabajadores de afiliarse y/o desafiliarse a una determinada Caja de Compensación.

Toda la información sobre los beneficios que otorga una determinada Caja, debe darse a conocer  en forma previa a la asamblea.

Desafiliación de una Caja de Compensación

El proceso de desafiliación de una Caja de Compensación se rige por las mismas reglas señaladas para la afiliación; es decir, se requiere la voluntad de la entidad empleadora y el de la mayoría absoluta de los trabajadores.

Para desafiliarse de una Caja, la entidad empleadora debe respetar un período mínimo de afiliación de seis meses.

Afiliación de pensionados

El ingreso de los pensionados a una Caja de Compensación, debe hacerse en forma individual. Su afiliación a una Caja significará el descuento mensual de una cuota que puede alcanzar hasta el 2% de su pensión.

Su afiliación debe efectuarse únicamente en las oficinas de la respectiva Caja, incluyendo oficinas móviles, debidamente autorizadas.

En el caso de los pensionados, el período mínimo de afiliación es de 12 meses, plazo que rige  tanto para cambiarse de Caja como para desafiliarse del Sistema.

Para desafiliarse, el pensionado deberá concurrir a cualquier oficina de la Caja en que se encuentre afiliado y suscribir la correspondiente solicitud de desafiliación, la que sólo podrá producir efecto una vez transcurrido el período mínimo de afiliación de 12 meses.

¿En qué fijarse al elegir una Caja de Compensación?

Los pensionados, empresas e instituciones que quieran ingresas a una Caja de Compensación, se les recomienda, antes de tomar su decisión, informarse sobre las distintas alternativas y beneficios, especialmente relacionados con las prestaciones de Bienestar Social.

  • Número de Oficinas Regionales / Ciudades
  • Número de afiliados por Región
  • Número y calidad de Centros Vacacionales y Deportivos
  • Tipo de Convenios con Clínicas Médicas, Dentales, Laboratorios ,etc.

Los reclamos en contra de resoluciones y actuaciones emanadas de las Cajas de Compensación deben efectuarse primeramente ante la respectiva Caja.

De no estar conforme con lo resuelto por ésta, puede apelarse ante la Superintendencia de Seguridad Social -SUSESO-.

Marco Regulatorio de las CCAF

  • El estatuto general de las Cajas de Compensación está contenido en la Ley N° 18.833.
  • El reglamento de Crédito Social se aprobó por D.S. N°91, de 1979, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social.
  • El reglamento de Prestaciones Adicionales se aprobó por D.S. N° 94, de 1979, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social.
  • Cada Caja tiene reglamento particular de estos beneficios y su propio Estatuto aprobado por D.S. del Ministerio del Trabajo y Previsión Social.
  • Existen numerosas Circulares de la Superintendencia de Seguridad Social que han ido regulando las actividades de las CCAF.